miércoles, 22 de febrero de 2017

Porrón bastardo y moñudos

Hace unos días mi compañero Elías García localizaba un macho de porrón bastardo Aythya marila en el pantano de La Granda. Ayer pude observarlo al mediodía durante un buen rato en compañía de un grupo de 8 ejemplares de porrón moñudo Aythya fuligula. En la foto siguiente se le puede ver en mitad del grupo, en la posición cuarta.


Las diferencias morfológicas del macho de porrón bastardo con el de moñudo pueden apreciarse bien, en especial el perfil cefálico, ya que su cabeza es redonda mientras que los moñudos tienen una ligera forma de pera y en ellos además el moño ya es muy visible en esta época, tanto en machos como en hembras. Por otro lado, su tamaño es ligeramente mayor.


En cuanto a la coloración, la cabeza del bastardo tiene un tono verdoso, mientras que la del moñudo es violeta, y el dorso es grisáceo, frente al oscuro del porrón moñudo. Finalmente, el moñudo presenta una pequeña línea blanca cerca del extremo del pico de la que carece el bastardo.



El porrón bastardo es una especie muy escasa en Asturias, aunque se observa casi todas las temporadas entre los meses de noviembre y marzo lo hace de manera muy aislada, en los estuarios y embalses costeros. Hacía bastante tiempo que no lo observaba y éste es mi primer registro en el blog.


El registro de los porrones moñudos es también de bastante interés, dado que en los últimos años es una especie que ha disminuido bastante en Asturias. La observación de este grupo cabe incluirla ya dentro del retorno de estas anátidas a sus áreas de reproducción, ya que los patos empiezan a migrar muy pronto, en el mes de febrero.


Los porrones son patos buceadores que se alimentan de materia vegetal. Aquí se puede ver un vídeo con varias escenas que pude tomar en el pantano.


lunes, 20 de febrero de 2017

El canciu'l verderín

El verderín ye uno de los páxaros que primero se fae notar. Entama a cantar sele nos días soleyeros del mes de avientu, malapenes al iniciu del iviernu. Pero non ye hasta el mes de febreru cuando lo fae  dafechu, con munches ganes y fuerza.

El verdecillo Serinus serinus es uno de los pájaros que antes se hace notar. Empieza a cantar suavemente en los días soleados del mes de dciembre, apenas al inicio del invierno. Pero no es hasta el mes de febrero cuando lo hace completamente, con muchas ganas y fuerza.


Dende mediaos de la seronda el verderín tórnase discretu, la mayoría marchen d'Asturies a invernar a otres zones más al sur, magar que algunos queden aquí, sobremanera na costa.

Desde mediados del otoño el verderín se vuelve discreto, la mayoría se van de Asturias a invernar a otras zonas más al sur, pese a que algunos quedan aquí, sobre todo en la costa.




Munchos de los que marcharon tan tornando agora. Los machos van ocupando los sos territorios de cría, nos que tienen posadorios abondo dende donde cancien bona parte del día. El so canciu non puede confundise con nengún otru.

Muchos de los que se fueron están volviendo ahora. Los machos van ocupando su territorios de cría, en los que tienen muchos posaderos desde donde cantan buena parte del día. Su canto no puede confundirse con ningún otro.



viernes, 17 de febrero de 2017

Jilgueros en la playa

En varias ocasiones he hablado ya del oportunismo del jilguero, y de como es capaz de aprovechar buena parte de los recursos que la naturaleza pone a su alcance. Hace unos pocos días pude volver a comprobarlo cuando me encontré con un grupo de unos 30 ejemplares de este bonito paseriforme alimentándose en la playa de Bañugues.



Este grupo recorría la arena de la playa en la línea más cercana a la pleamar, picoteando de forma incansable entre los restos de marea.


Profundamente intrigado fui a dar un vistazo a la línea de marea y encontré la respuesta. La encontré llena de inflorescencias de aliso o humero, árbol que en esta época se encuentra en plena floración. Estas inflorescencias caen al arroyo y son arrastradas a la playa aún frescas, una vez allí los jilgueros aprovechan su plasticidad ecológica para alimentarse de ellas.


sábado, 4 de febrero de 2017

Gaviota sombría: anillas (2)

En una anterior entrada me referí a las observaciones de gaviotas sombrías Larus fuscus anilladas que pude detectar en la playa de Bañugues entre finales de diciembre y primeros de enero, en plenas fechas navideñas. Voy ahora con las que me quedaron en el tintero.

Hay un buen porcentaje de gaviotas procedentes de las islas británicas, que probablemente es el origen mayoritario de las gaviotas sombrías que invernan aquí. Un ejemplar al que cogí especial afecto es este de anilla azul F:366.


Se trata de un ave de primer invierno, anillada en junio de 2016. No había sido observada hasta que apareció por la playa de Bañugues, a la que parece haberle cogido gusto ya que la he visto en más de una ocasión. Ejemplar bastante oscuro y pequeño, probablemente se trate de una hembra.


Su lugar de origen es Flat Holm, una pequeña isla en medio de la bahía de Cardiff, en Gales, un lugar ciertamente evocador..



De un poco más al norte procede esta otra, con anilla naranja A:C40. Anillada en 2014 como pollo, cuenta con varias observaciones ibéricas, todas ellas en la zona de Oporto, incluso registros estivales. Es normal que estas gaviotas inmaduras vaguen sin rumbo sus primeros años de vida sin dirigirse a sus zonas de cría. La vi el 18/12.


Su lugar de origen, Lady Isle, en la costa escocesa, también nos deja un regusto norteño.



De la isla de Gran Bretaña procede este otro ejemplar, AYU, ciertamente un prototipo de la subs. graellsii propia de las islas británicas y el oeste de Europa.


Anillada en 2006 como pollo volandero en el vertedero de Gloucester, cuenta con algún registro anterior en Madrid. Hacía cuatro años que no se observaba hasta que yo la vi el día de año nuevo 01/01.


Ya del oeste europeo es esta otra gaviota HMA.A, de las muchas que se anillan en el puerto de Brujas en Bélgica.


Se aprecia bien como conserva su plumaje invernal, con la cabeza muy rayada. Anillada en 2006 como pollo, cuanta con varias observaciones fuera de sus áreas de cría, una de ellas en Marruecos. Yo la vi el 18/12 y a pesar de lo tardío de la fecha es posible que se encontrara de viaje a otras zonas más al sur.

El último ejemplar que anoté por estas fechas es este de primer invierno B:DYP, que procede del extremo sur del área de distribución normal de la gaviota sombría, en la costa de la Bretaña francesa.


La vi el día 06/01, tratándose de su primer registro. Se trata de una gaviota sombría que en mi opinión podría pasar por patiamarilla, y me pregunto si tendrá algo de sangre de esta especie.

domingo, 29 de enero de 2017

Avefrías y chorlitos dorados

En Asturias se registran de manera irregular arribadas de bandos de avefrías Vanellus vanellus (conocidas aquí como sirigüeyas), normalmente acompañadas de chorlitos dorados Pluvialis apricaria (llamados pollos en la zona). Estas entradas se observan algunos inviernos, y son el reflejo del empeoramiento de las condiciones meteorológicas en alguna de sus zonas de invernada.


Esta última semana se ha observado una de estas arribadas de las que hablo, con registros de bandos de avefría por buena parte del litoral asturiano. La última entrada importante había tenido lugar en 2012, aunque de escasa importancia. Hoy a primera hora de la mañana un grupo de avefrías y chorlitos reposaba en la playa de Bañugues, volando casi de inmediato a los prados de la zona.



¿De dónde vienen estas aves? Hace una semana se produjo una fuerte irrupción de aire frío de origen continental en buena parte de Europa, haciendo descender las temperaturas varios grados bajo cero. Es probable que este acontecimiento haya afectado a alguna de las áreas de invernada de avefrías y chorlitos, que invernan en prados y pastizales abiertos. Si el terreno permanece congelado durante la mayor parte del día, imposibilita la alimentación de estas aves, que se ven obligadas a desplazarse, al menos de forma temporal. Los campos y prados de la templada Asturias se convierten así en su refugio de emergencia.


lunes, 23 de enero de 2017

Patos en La Granda

Este fin de semana fui advertido por mis compañeros de SEO-Asturias de la presencia de un pequeño número de patos en el pantano de La Granda. Este embalse gozoniego era antaño uno de sus principales refugios de invierno en Asturias, reuniendo hasta varios cientos de anátidas, pero en los últimos años se ha convertido en un verdadero páramo. Por eso no dudé en acercarme para disfrutar un poco de la observación de estas aves tan atractivas.

Cantidad no había mucha, pero sí una cierta variedad. En esta foto podemos comprobarlo, con la presencia de una pareja de silbón europeo Anas penelope, a la derecha, unos pocos azulones Anas platyrhinchos a la izquierda y un trío de cerceta común Anas crecca, al fondo.


Cuanto mayor es un humedal más distancia suelen mantener las aves con respecto al observador, por eso las fotos en La Granda no son tan espectaculares como en otros enclaves más pequeños. Interesante es la sedimentación de un pequeño grupo de silbón europeo, que en invierno está más ligado a estuarios costeros, de nuevo la pareja a la derecha junto a unos azulones.


Pude constatar la presencia también de un pequeño grupo de cuchara común Anas clypeata, especie en la que el macho es sin duda una de nuestras anátidas más vistosas y llamativas.




No faltaban tampoco unos pocos ánades frisos Anas strepera, que se mantuvieron siempre muy lejos de mi alcance salvo un  macho que nadó cruzando el embalse.


Lo único que eché en falta fue la presencia de patos buceadores como los porrones, pero desgraciadamente éstos han sufrido un declive catastrófico general en los humedales asturianos. Para terminar un pequeño vídeo grabado a los silbones y los patos cuchara.


sábado, 21 de enero de 2017

Gaviotas sombrías: anillas (1)

Durante los últimos días de diciembre de 2016 y lo que llevamos de enero de 2017, gracias a que he recuperado un ritmo normal de visitas a la playa de Bañugues, he podido controlar una cierta cantidad de anillas de gaviota sombría Larus fuscus, uno de mis entretenimientos pajareros favoritos. Resulta muy satisfactorio establecer contacto con los anilladores de diferentes países, y cada vez que se recibe un historial es una sensación muy peculiar.

Si echamos un vistazo a la procedencia de las gaviotas localizadas vemos que comprende una buena parte del área de distribución de esta especie, que comprende desde el sur de Bretaña al norte de Noruega, en cuanto a las subespecies graeellsii e intermedius. No olvidemos que esta gaviota es completamente migradora.


Voy primero con las de anilla negra, que son tal vez las más interesantes por razones diversas. Dos de ellas procedían de Noruega, de la subs. intermedius. Esta es la juvenil J998Z, de Langvannet, un lago a las afueras de Oslo, anillada el 13/09 de este año como pollo y que yo vi el día 24/12.


La tremenda casualidad con esta gaviota es que ese mismo día, según me cuenta Juan Antonio Rovés, se enganchó en un arte de pesca cerca de Cudillero, siendo liberada a continuación. Seguramente se hallaba en plena migración, a pesar de las fechas tan tardías.


Aquí va una foto del lago noruego de donde procede esta gaviota, allí en el norte.


También noruega pero ya más veterana es este otro ejemplar, la adulta JHV1, anillada en 2009 cerca de Mandal, en la punta sur del país. Desde entonces fue vista varias veces en su lugar de origen, una vez en Dinamarca en paso postnupcial y una vez en Marruecos. Yo la vi el 31/12 y es su primera observación en la Península Ibérica. Ahí esta junto a su pueblo esta bonita hembra de intermedius.



Como es habitual, el mayor número de avistamientos proceden de las gaviotas anilladas por Paul Veron en Guernsey, en pleno Canal de la Mancha. Estas gaviotas suelen tener varias citas porque se mueven en un área muy reducida y suelen repetir año tras año. Por ejemplo, el ejemplar 5AX6 lo pude ver los días 18 y 21/12.


Anillada en 2013 ya como adulta, fue avistada en Bañugues también por mi el otoño de 2014. Es probable que esté invernando por la zona.


Esta otra gaviota, 3.P5, fue anillada ya como pollo en 2003, por lo que este año cumplirá 14 años, una edad respetable. Suele invernar en Asturias, en un área comprendida entre la playa Espasa y Bañugues, donde este año la he visto los días 05 y 17/01.


Y la tercera de las gaviotas de Guernsey que he localizado es la 6AS4. Curiosamente esta gaviota, anillada como pollo en 2012, sólo tenía una observación anterior, también de Bañugues, en el invierno de 2014, casi hace tres años.